0

Las Marzas 2013 en Cantabria

Publicado por el .

Imagen de previsualización de YouTube

Estamos a 27 de febrero, penúltimo día del mes y antesala de una de las tradiciones más antiguas de Cantabria. Aquí, en Cantabria, con el cambio de mes e inicio de marzo, muchos pueblos, cada vez más, celebran la bienvenida al mes de marzo dando lugar a las Marzas. Unos cánticos petitorios, destinados a la diversión de los jóvenes del pueblo con un origen pagano.

Normalmente, los grupos de jóvenes del pueblo se dedicaban a hacer rondas por el pueblo pidiendo comida o dinero para luego hacer una cena-fiesta en la que divertirse y pasarlo bien. A su vez, muchos lo usaban para llamar la atención de la moza de la que estaban enamorados. Actualmente se sigue haciendo lo mismo con la diferencia que muchos piden dinero para entregarlo a fines benéficos como la Cocina Económica o el Banco de Alimentos de Cantabria. Otros muchos lo hacen para salir en la foto, sobre todo las últimas localidades que dicen haber recuperado esta tradición cuando el único motivo por el que lo hacen es para abultar una determinada campaña política.

Pero también hay sitios donde las Marzas no se han perdido, permaneciendo a los cambios políticos y evolucionando con la sociedad. Así en lugares como en Reinosa, no sólo hay tradición sino que se ha creado un sana competición donde los jóvenes y no tan jóvenes participan y disfrutan de la noche, llegando a crear un estilo musical divertido con ironía sin llegar a ser soez.

El Astillero, Camargo, Torrelavega, Santander y Reinosa son algunos de los municipios que mantienen viva esta tradición, si estáis por alguna de estas localidades no dudéis en acercaros al revuelo del gentío y aportad algo ya que casi todas las agrupaciones lo donan a organizaciones benéficas que al final repercuten en nosotros y nuestra sociedad. Además siempre van con un cartel donde dicen a que organización lo dona. Así que no os demoréis y dad aquello que rechina en la sartén.

Video – Arturo Quiemadelos

Te puede interesar

Escribe un comentario