0

Un adiós a Alejandro Gago.

Publicado por el .

Un adiós a Alejandro Gago

Hola a todos. Hoy quería usar este post  para hacer un pequeño homenaje a un gran poeta que recientemente nos ha abandonado, como muchos sabréis me estoy refiriendo a Alejandro Gago. Un gran poeta cántabro que nos ha abandonado a los 84 años dejando a la poesía cántabra y española huérfanas.

Junto a Jesús Cancio, Gerardo Diego, José Luis Hidalgo, Carlos Salomón o Rodríguez Alcalde, estuvo la palabra de Alejandro Gago, uno de los autores más importantes de esa generación. Intermitente pero sin pausa, sus poemas fueron publicados en decenas de revistas españolas, de Verbo a La Calandria, de La isla de los ratones a Peña Labra, entre otras. De sus páginas y de su estela surgió lo mejor de la cultura local del medio siglo, a través de personalidades como Ricardo Gullón y Pancho Cossío, pasando por Hierro, Maruri, Carlos Salomón, José Luis Hidalgo, Manuel Arce, Rodríguez Alcalde, Ángel de la Hoz…

Amante de las letras y del saber, Alejandro puso su rumbo desde muy pronto hacia la lírica y la música, esta última le permitió conocer a su esposa. Seguidor de su gran estela esta su hijo Juan Carlos que si bien ha continuado por la senda musical, es un gran poeta y seguidor de la obra de su padre, cosa que me parece de reseñar pues nos asegura la supervivencia y transmisión del legado de su padre.

En los años cincuenta, Alejandro fundó la emblemática revista y colección de libros El gato verde. Entre su extensa obra poética caben mencionarse libros como Los pasos detenidos, Por la misma senda, Cuatro dioses , Prisionero del tiempo , Llanto por un hecho cotidiano, Las estrellas que Dios manda o Elegía a Angelines. Incluido en numerosas antologías, parte de su obra fue traducida y publicada en Francia y también ha sido melodiada por compositores e intérpretes tan distintos como José Luis Marco, Eduardo Rincón, Juan Carlos Calderón y, especialmente, Juan Carlos Gago, quien además ha grabado en discos versos del poeta.

Como podéis apreciar, una vida intensa y rica en matices que hace a este gran poeta único en Cantabria. Para concluir quiero rescatar unas palabras que Gerardo Diego dedicó a este poeta y que son dignas de publicar y recordar:

Alejandro, yo querría

ser de veras pintor

para pintarte, tenor

en una carpintería.

De las virutas saldría

suave resplandor sereno.

 

Fuente: El Diario Montañes

Foto: Concerlirica

Te puede interesar

Escribe un comentario