0

Santa cruz de Bezana, un pueblo desconocido 3

Publicado por el .

Monumento a Jose de Escandón

Hola queridos amigos, sé que pocos me conocen pero mi importancia va mucho más allá de la huella que haya podido dejar en la historia. Mi nombre es José de Escandón, tuve el honor de ser el primer gobernador de la colonia de Nuevo Santander en el Virreinato de Nueva España, el actual México.

Nací un 19 de marzo de 1700, en el marinero barrio de “San Juan de la Canal” de Soto de la Marina, en el seno de una familia de estirpe asturiana.

Mi infancia no fue nada sencilla, con 14 años marché a la Nueva España, y a los quince ingresé como voluntario en la Compañía de Caballeros Montados y Encomendados de Mérida. Trabajé muy duro, pero pronto vi la recompensa: fui nombrado teniente, más tarde sargento mayor, y luego coronel. Tras intervenir en varias escaramuzas con los indígenas, una de ellas en Sierra Gorda para pacificar a los chichimecas, mi hermano, fray Francisco, que desde pequeño quiso ser misionero me casa en 1737, con la que sería mi segunda esposa, María Josefa de Llera.

Recibo numerosas distinciones como las de Caballero de Orden de Santiago, coronel de las compañías de Infantería y Caballería de Santiago de Querétaro, gobernador del Nuevo Santander y finalmente, habiendo probado la hidalguía de su familia, la de Conde de Sierra Gorda.

Hoy, mi nombre, llega allá donde los españoles apenas habían podido penetrar desde Hernán Cortés, se recuerda cada año en muchas de las poblaciones que bauticé con nombres de mi tierra. Así, en Laredo (Texas), el mes de noviembre, se celebra el Festival de Música que lleva mi nombre; y en Camargo (Mexico) y en Mier (México), conmemoran, el 5 y el 6 de marzo, respectivamente, la Fiesta de la Fundación. También tengo una estatua dedicada en Alice, Texas. La verdad que me enorgullece todo este reconocimiento, pero echo en falta que desde allí lejos, en esa tierra llamada Cantabria alguien se acuerde de que un día yo existí.

Te puede interesar

Escribe un comentario