0

La Vijanera (II)

Publicado por el .

La Vijanera (II)

 

Buenas tardes a tod@s. Como os contamos el día anterior, vamos a continuar con los pasos de una tradición muy cántabra: la Vijanera.

Tras la llamada a los jóvenes y demás habitantes del pueblo, se dedican a capturar al oso ( metafóricamente). Se trata de un rito introducido en las Vijaneras de los 90, toda vez que el grupo aumentaba de tamaño se decidió que el Oso y un grupo de Zarramacos llegaran de otro sitio distinto al común desde entonces, que eran las escuelas de Silió.

Media hora después de la captura del oso, los vijaneros van a defender la raya. Uno de los momentos más importantes que tiene lugar cuando la comitiva llega a los limites del pueblo con objeto de escenificar la denominada defensa de la raya. Recuerda este acto a los tiempos en que cada pueblo realizaba su Vijanera. En la raya se alardea de fuerza y vistosidad. Se trata de un frenético baile que puede durar unos 15 minutos. Durante el transcurso del mismo el Danzarín Negro, mientras hace sonar su cuerno alternativamente pide: “Guerra o Paz”. Esta frase se repetirá en varias ocasiones respondiendo los vijaneros una u otra sentencia.

En el camino hacia los límites del pueblo (la raya), la comitiva realiza distintas paradas, dependiendo del lugar del pueblo que se trate o del cansancio de los Zarramacos. Una de las paradas obligadas tiene lugar a la altura de la plaza de Santiago. Aquí mientras unos beben y recuperan fuerzas, otros personajes hacen de las suyas provocando las carcajadas de los asistentes. Otros lugareños se esfuerzan por adivinar quien se esconde detrás de cada personaje. El orden en un principio es el siguiente: Danzarines, Zarramacos y resto de personajes que se mueven indistintamente de atrás hacia adelante: Trapajones y trapajeros, Oso y Amo, Madama y Mancebo, Viejos, Pepa, Gorilona, Preñá….

Como estáis viendo, el día y la fiesta es amplia y densa además de duradera. Mañana os contaremos los últimos pasos de un fiesta envidiada. Un saludo.

Fuente: La Vijanera

Imagen: Wikipedia

Te puede interesar

Escribe un comentario